Este cultivo es apto para consumo de rumiantes, principalmente en el sureste de México durante épocas de sequía

Redacción Agro Orgánico

Campeche, México. – La calabaza chihua es una opción viable para alimentar al ganado en estados del sur sureste del país durante las épocas de sequía –periodo en el cual escasea el forraje—, ya que se pueden conservar por largo tiempo a través del ensilaje, informó el Colegio de Postgraduados (Colpos).

De acuerdo con el Colpos, por su elevado contenido de fibra este residuo es apto para consumo de rumiantes, aunque por su alto contenido de humedad (90 por ciento) se descompone fácilmente, por lo que requiere un proceso para conservarse a largo plazo, apuntó la institución en un comunicado.

Por ello, propuso la aplicación de ensilaje como método de conservación de forrajes; este se lleva a cabo mediante un proceso de fermentación, y es aceptado por el ganado sin afectar la producción y composición de la leche cuando se ofrece a vacas de doble propósito, comportándose de forma similar al ensilado de maíz.

Para elaborar un ensilado de calabaza chihua –explicó– se siguen los principios básicos de cualquier ensilaje (picado, compactación, sellado), con la diferencia de que es indispensable el uso complementario de un sustrato seco como paja o rastrojo.

El costo de este proceso depende de dos factores: el gasto que genere el traslado del residuo de calabaza chihua a la unidad de producción y el precio de la paja o rastrojo que se utilice para alcanzar el contenido de materia seca. Por ello, es recomendable que sean las unidades de producción ganadera cercanas a los cultivos de calabaza chihua quienes utilicen el residuo, además de emplear paja o rastrojo obtenido de la misma unidad de producción, apuntó la institución.

Al respecto, comentó que solo en Campeche se producen al año cerca de 324 mil toneladas de residuos frescos de calabaza chihua (Cucurbita argyrosperma Huber), las cuales quedan en las parcelas de cultivo después de colectar las semillas, que poseen un valor económico.

Por valor de producción, la calabaza chihua fue el quinto cultivo más importante en Campeche en 2019, por debajo del maíz, caña de azúcar, soya y palma de aceite. De acuerdo con cifras oficiales, en el sureste se cosecharon en dicho año 19 mil de las 52 mil hectáreas que se cultivaron a nivel nacional, alrededor del 36 por ciento.

Las regiones tropicales de México se caracterizan por generar grandes cantidades de forraje durante la temporada de lluvia, pero en la época de sequía hay una severa escasez de alimento para el ganado.

Previous Consumir alimentos orgánicos durante la infancia mejora el desarrollo cognitivo, señala estudio
Next Advierte especialista sobre impacto del glifosato en cultivo de miel

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *