Grillos: opción alimentaria


Los ortópteros son ricos en proteínas y esto los ha llevado a ser procesados como materia prima para piensos y harinas

Grillos: opción alimentaria
Grillos: opción alimentaria

Ecuador. – Los ortópteros son ricos en proteínas y esto ha llevado a desarrollar en países de Europa productos que sirven para nutrir a otros animales; también se elaboran harinas. Los grillos son catalogados por muchas personas como plaga invernal, pero en realidad estos insectos son una alternativa alimentaria.

Datos de la FAO indican que la población mundial aumentará en más de un tercio, o 2.300 millones de personas, hasta 2050 y que los grillos son una opción proteínica. La proyección también sostiene que para alimentar a una población mundial de 9.100 millones de personas se aumentará la producción de alimentos en 70%.

Esta situación creará un impacto medioambiental, por ello la FAO indica la urgencia de buscar otras alternativas de proteínas sostenibles. Aquí se integra a los insectos como una buena opción, gracias a su alto valor nutricional. Para producirlos es necesario tener menos espacios y recursos, como agua o comida. Arnold van Huis, autor del informe de la FAO ‘Insectos comestibles’, recalca que su producción en granjas no genera mayores gases de efecto invernadero y estos se pueden incorporar a la economía circular”, es decir, para alimentarlos se podrían utilizar los desperdicios vegetales.

Van Huis destaca que es más seguro comer insectos que la carne tradicional. Dina Silva, bióloga ecuatoriana, reafirma la importancia de los grillos en ecosistemas de bosques secos tropicales, como en el que está asentado Guayaquil. La entomóloga indica que estos insectos sustentan una cadena ecológica que beneficia al ser humano. Por ejemplo, se comen a otros insectos más pequeños y, al mismo tiempo, son alimentos para los murciélagos que se dedican a reducir plagas, como los mosquitos.

Silva dice que los grillos contienen bacterias propias de cualquier ser vivo, pero que no son dañinas para los humanos. Los insectos tienen proteínas, pero no quiere decir que se los pueda tomar de la calle y prepararlos.

Además, indica que se debe tener cuidado, en especial con los animales domésticos -gatos y perros- que suelen matarlos con sus trompas. “Las personas tienden a rociar con insecticida ciertos sitios de sus casas, por lo que los grillos quedan impregnados con el veneno que finalmente afecta a las mascotas”.

Los grillos suelen comerse la ropa porque esta guarda restos de comida. Además contienen celulosa al igual que el papel, esto estigmatiza a los grillos como una plaga, lo que es incorrecto.

La bióloga pide tranquilidad ante la ‘invasión’ de estos animales, pues si bien es cierto las primeras lluvias provocan la eclosión de los 200 huevos -que en promedio cada grillo hembra pone- esto termina cuando se intensifican los aguaceros.

En Ecuador los grillos más comunes son el Acheta domesticus (domésticos), que tienden a ser omnívoros (pueden comer casi todo), que es una adaptación lograda con los años. Los grillos comunes miden entre 3/4 y 7/8 de pulgada de largo, además es un insecto territorial muy agresivo contra sus congéneres, con los cuales entabla combates.

Para la ambientalista Bianca Dáger, la disminución de estos depredadores es un problema causado por la invasión del ser humano a sus hábitats. Dáger coincide en que estos ortópteros son parte de una cadena trófica que no se debería interrumpir.

En el campo son un problema para los agricultores, quienes deben lidiar con los brotes que destruyen los cultivos antes que den sus frutos, menciona el comerciante de arroz y maíz, Francisco Macías. El manabita explica que los grillos buscan alimento cuando aumenta la temperatura y la humedad. Allí es cuando más problemas hay. El promedio de vida de estos insectos en esta época del año es de seis meses.

Con información de El Telégrafo

Previous Estima la Sagarpa crecimiento de dos millones de toneladas en producción agropecuaria
Next Belleza coreana y orgánica