Científicos de la Universidad de Essex resolvieron dos importantes cuellos de botella fotosintéticos para aumentar la productividad de las plantas 27 por ciento

Madrid. – Las plantas son fábricas que producen rendimiento a partir de luz y dióxido de carbono, pero partes de este complejo proceso, llamado fotosíntesis, se ven obstaculizadas por la falta de materias primas y maquinaria.

Para optimizar la producción, científicos de la Universidad de Essex, en Reino Unido, resolvieron dos importantes cuellos de botella fotosintéticos para aumentar la productividad de las plantas 27 por ciento, según un nuevo estudio publicado en Nature Plants.

Es el tercer avance del proyecto Lograr Mayor Eficiencia Fotosintética (RIPE, por sus siglas en inglés) que, además, ha demostrado que este truco conserva el agua.

Como en una línea de fábrica, las plantas son tan rápidas y sus máquinas más lentas. Hemos identificado algunos pasos que son más lentos y lo que hacemos es permitir que esas plantas construyan más máquinas para acelerarlos, explicó Patricia López-Calcagno, investigadora posdoctoral en Essex, quien dirigió este trabajo.

El proyecto RIPE es una labor internacional dirigida por la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, para desarrollar cultivos más productivos mediante la mejora de la fotosíntesis, proceso natural impulsado por la luz solar que todas las plantas utilizan para fijar dióxido de carbono en azúcares que impulsan el crecimiento, el desarrollo y, en última instancia, el rendimiento.

Cuenta con el apoyo de las fundaciones Billy Melinda Gates y de Estados Unidos para la Investigación Agrícola y Alimentaria, así como del Departamento de Desarrollo Internacional del Gobierno del Reino Unido.

Con información de: Europa Press

Previous Una feromona “irresistible” fortalece a plagas de langosta
Next Obtienen patente internacional para investigación sobre jamaica

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *