En Jalisco, la Profepa clausura predios ilegales de aguacate


Se pretendían plantar más de 42 mil árboles del producto agrícola altamente cotizado en los Estados Unidos

En Jalisco, la Profepa clausura predios ilegales de aguacate
En Jalisco, la Profepa clausura predios ilegales de aguacate

Jalisco, México. – La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró en Jalisco seis predios en los que se removieron ilegalmente 145 hectáreas (ha) de vegetación forestal nativa para sustituirlos por 32 mil 686 árboles de aguacate.

Por medio de un Operativo Forestal realizado en conjunto con la Gendarmería-Misión Ambiental en los municipios de Gómez Farías, Mazamitla y Concepción de Buenos Aires de dicha entidad, la Procuraduría clausuró totalmente el lugar donde se llevó a cabo irregularmente el cambio de uso de suelo.

“Se estima que se removieron sin autorización nueve mil 463 árboles del bosque de Pino y Encino; posteriormente, para quitar los tocones (parte del tronco y raíz), utilizaron maquinaria pesada –grúas especiales– para arrancarlos de raíz.

Los inspectores de la Profepa cuantificaron 32 mil 686 árboles de aguacate cultivados; las estimaciones permiten establecer que pretendían plantar más de 42 mil árboles”, detalló la Profepa.

Los seis polígonos objeto de las inspecciones tenían autorizado, según la Profepa, un aprovechamiento forestal de más de 310 hectáreas, de las cuales en 145 hectáreas se detectó el cambio de uso de suelo ilegal para el establecimiento de plantaciones de aguacate.

Además, la Procuraduría Ambiental detectó la apertura de una brecha que daba acceso a dos huertas de aguacate, la que ya habían plantado y una más para establecer, así como construcciones alusivas a la misma actividad.

Entre éstas, una pequeña presa (“olla de captación”) con medidas aproximadas de 50 metros de largo, 30 metros de ancho y de profundidad 20 metros, utilizada para captar agua de lluvia y regar las plantaciones.

Con información de Publimetro

Previous ONG consideran “pésima”, la gestión de plaguicidas en México
Next Aprender a vivir entre bichos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *