La NASA busca cosechar lechugas en órbita


El astronauta Shane Kimbrough es oficialmente y a tiempo parcial el jardinero en órbita

La NASA busca cosechar lechugas en órbita
La NASA busca cosechar lechugas en órbita

EU. – Los experimentos sobre el cultivo de vegetales no cesan en la Estación Espacial Internacional. Si en agosto de 2015 los astronautas de la NASA degustaban por primera vez lechugas frescas cultivadas en órbita, ahora uno de los objetivos es aumentar el rendimiento de sus pequeños huertos.

Concretamente, conseguir varias cosechas de cada lechuga, lo que supondría más oportunidades de consumir alimentos frescos para la tripulación y también más material científico.

El astronauta Shane Kimbrough, explica la NASA en su página web, es oficialmente y a tiempo parcial el jardinero en órbita, con el apoyo desde tierra firme de los profesionales del Kennedy Space Center.

Desde el 25 de octubre, Kimbrough está llevando a cabo una nueva fase del llamado experimento Veggie, en la cual prueba una técnica de cosecha llamada “cut-and-come-again”, cortar y dejar crecer de nuevo. Se trata de seleccionar solo unas cuantas hojas de la lechuga para consumir o utilizar como muestras científicas.

El resto de hojas y el núcleo de la planta se dejan intactos para que sigan creciendo y produciendo más hojas, que serán cosechadas tras unos diez días. Es la primera vez que todas las lechugas cultivadas crecen simultáneamente en el espacio, subraya la NASA.

Al principio un exceso de agua dificultó su crecimiento, pero ahora ya se han cosechado las primeras hojas y han sido solo para el disfrute de los astronautas, que las consumieron a principios de diciembre. En total, se espera obtener cuatro cosechas de esta generación de lechugas. La última llegará alrededor de Año Nuevo.

Con la vista puesta a misiones de larga duración
Este tipo de experimentos se enfocan sobre todo a las futuras misiones de larga duración que planea la NASA, entre las cuales la llegada a Marte. “Requerirán que los miembros de la tripulación cultiven su propia comida, por eso entender cómo las plantas responden a la microgravedad es un importante paso adelante”, explica la agencia estadounidense en el portal del experimento Veggie, que no solo estudia las tecnologías y la productividad, sino también los efectos que el cultivo de plantas tiene en el estado de ánimo de la tripulación.

Con información de La Vanguardia

 

Previous Agroecología abre surcos en Argentina
Next Compañía vietnamita recibe certificación orgánica internacional

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *