Por tres generaciones, la compañía Enza Zaden ha invertido en la investigación y desarrollo de semillas de más de 1,200 variedades de hortalizas.

Por Ana Isabel Rodríguez*

Enkhuizen, Países Bajos. – Enza Zaden es más que una empresa dedicada al desarrollo y comercialización de semillas para hortalizas. Esta compañía destaca por crear variedades vegetales tanto para mercados locales como internacionales, cuyas semillas produce y comercializa en todo el mundo. La oferta de Enza Zaden abarca más de 1,200 variedades vegetales, en un rango que incluye pimientos, tomates, pepinos, lechugas o chiles picosos.

Con importantes inversiones en innovación, la compañía coloca en el mercado global 150 variedades de vegetales anualmente. En la actualidad, alrededor de 480 millones de personas disfrutan de los alimentos que son resultado de esta innovación.

Durante casi 85 años, esta empresa familiar se ha distinguido por la pasión, el espíritu emprededor y su enfoque innovador, señalan voceros de la compañía en entrevista para Agro Orgánico. El impulso de Enza Zaden –afirman– ha sido generar valor para crear un estilo de vida sostenible, en línea con la visión corporativa: brindar a las personas, en cualquier parte del mundo, acceso a vegetales variados y saludables.

Esto es posible creando valor entre sus clientes y socios, permiténdoles satisfacer con éxito las necesidades de los consumidores, mediante el uso de los productos, innovadores y sostenibles desarrollados por la compañía.

Enza Zaden explica cómo el ser un negocio familiar independiente, con un enfoque de largo plazo, les ha permitido generar desarrollos innovadores en materia de resistencias, que marcan una diferencia entre sus clientes. Y es precisamente en este segmento en el que tienen una gran fortaleza.

Tanto para productores orgánicos como convencionales, el tema de las resistencias es de suma importancia, ya que cultivos fuertes con las resistencias correctas significan mejores cosechas.

Al ser una compañía “multilocal”, Enza Zaden tiene presencia en varios países, donde trabaja con equipos locales, que conocen tanto los mercados como las condiciones climáticas. Esto le permite suministrar variedades vegetales totalmente adaptadas a las necesidades del mercado y las condiciones de los cultivos regionales, manteniendo la cercanía con los clientes.

Además, la compañía trabaja en colaboración con importantes centros de investigación y universidades especializadas en ciencias agrícolas, como Wageningen University & Research (WUR), en Países Bajos.

Investigación, inversión y desarrollo para la agricultura orgánica

Respecto al mercado orgánico, Vitalis Organic Seeds es la subsidiaria de la compañía que, en coordinación con la Universidad de Wageningen, trabaja en la rotación de cultivos y siembras simultáneas. La diversidad de cultivos crea una amplia gama de interacciones en los suelos –por encima y debajo de ellos– lo que permite a los cultivos aprovechar al máximo los nutrientes, el agua y la luz solar.

Asimismo, alternar cultivos ayuda a frenar la propagación de plagas y enfermedades.

Vitalis Organic Seeds –fundada en 1994– ha crecido hasta convertirse en una de las compañías líderes en el mundo dedicadas a la producción de semillas orgánicas.

Este segmento de la compañía, 100% dedicado a cultivos orgánicos, está enfocada en productores profesionales, a quienes suministra una amplia gama de semillas de hortalizas.

Las semillas certificada se cultivan y procesan únicamente mediante métodos orgánicos. Además, éstas cuentan con la certificación Skal Biocontrole y Control Union, lo que asegura la calidad con la que fueron producidas.

Lee la entrevista completa y descarga la edición digital totalmente gratis en: https://www.agroorganico.info/wp-content/uploads/2022/11/35_Agro_Organico.pdf

*Directora editorial de Agro Orgánico

Previous Inicia vacunación contra influenza aviar AH5N1
Next La riqueza de las microalgas bioestimula y nutre a las plantas