Productores locales han mantenido a raya las importaciones durante 25 años, argumentando que la papa de EU traerá 43 plagas al agro mexicano

México. – La resolución de la Suprema Corte sobre un amparo concedido en 2017 a los productores locales y que impide la entrada de papa fresca estadounidense al país, podría revertir la situación y abrir a los importadores un mercado valuado en 13 mil 980 millones de pesos.

La demanda de amparo fue presentada en 2016 y concedida el año siguiente, invocando el derecho humano a la alimentación y a un ambiente sano, y para evitar una catástrofe agropecuaria que generaría una dependencia alimentaria del extranjero en un producto en el que México es autosuficiente.

Pero en 2018 los interesados en importar el tubérculo, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y Presidencia de la República interpusieron un recurso de revisión de la sentencia de amparo, y pidieron a la Suprema Corte a traer el asunto, lo cual ocurrió ese mismo año por parte del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien desarrolló el proyecto que será discutido este miércoles en la Primera Sala.

La papa producida en Estados Unidos presenta 43 plagas de las que México está libre, y 28 de ellas son de nivel de riesgo alto, asegura la Confederación Nacional de Productores de Papa de la República Mexicana (Conpapa), que este martes publicó un desplegado en el que pide a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) que desista de dicho recurso de revisión, pues considera que el proyecto de resolución que presentará el ministro Gutiérrez Ortiz Mena es favorable a los importadores.

A través de su área de comunicación, Sader dijo a Aristegui Noticias que no fijaría posición frente al asunto hasta no conocer qué resuelve la Corte. Si el gobierno federal retira su recurso de revisión, la Corte no tendría que dar ningún veredicto y el asunto pasaría al ámbito fitosanitario en la Sader, dijo Gerardo García, presidente de Conpapa a Aristegui Noticias a través de un mensaje de texto.

México ya importa papa procesada de Estados Unidos: es el primer destino de exportaciones de papa chips, segundo de papa congelada y tercero de papa deshidratada, señaló Conpapa.En 2020 tales importaciones de papa superaron los 274 millones de dólares, sobre todo de papa preparada, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, un aumento de 648% desde el arranca del ya extinto TLCAN.

El asunto se remonta a 1996, cuando México emitió una norma oficial que incluía la cuarentena exterior a la papa a fin de prevenir la introducción de plagas que afectan este producto, a la que se sumó la prohibición para su importación en 2003, excepto la proveniente de Estados Unidos y Canadá y solo para comercializarse en la franja fronteriza del norte del país.

Nueve años más tarde, en 2014, la prohibición fue sustituida por un Acuerdo de mitigación de riesgo para la importación de tubérculo de papa fresca de Estados Unidos para consumo y procesamiento previo establecimiento de medidas fitosanitarias, contra las que se ampararon los productores mexicanos.

En la admisión del amparo, el Juez Séptimo de Distrito en el Estado de Sinaloa tomó en consideración que Estados Unidos exige a México el cumplimiento de la medida de área libre de plagas para productos como aguacate, mango y otros frutos para poder entrar a su territorio, al tiempo que, de conformidad con el análisis de riesgo de plagas realizado por la Sagarpa, la medida estaría justificada porque se advierte la existencia de 43 plagas en la papa estadounidense.

Además de que no existe necesidad de importar papa fresca pues la producción nacional satisface la demanda local, por tanto, la escasez a la que se alude como fundamento para la apertura de la frontera, y la flexibilización de las medidas fitosanitarias, carece de sustento técnico que lo avale, al tiempo que Estados Unidos, bajo ningún supuesto, permite que ingrese papa mexicana a su país, señaló el juez del caso.

La producción de papa fresca en el país supera las 1.8 millones de toneladas anuales, con la siembra de 61 mil hectáreas en 22 estados, de la cual 90% corre a cargo de productores de subsistencia, pequeños y medianos, en terrenos de 4 hectáreas en promedio, dice la Conpapa, que representa a productores de 13 estados, entre ellos Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa y Jalisco. “México es autosuficiente en la producción de papa fresca, para la industria y en la producción especializada para semilla durante todo el año”.

Añade que permitir la entrada de plagas de la papa afectará de manera grave e irreversible a la agricultura nacional al dañar no sólo a la papa sino tambiéna diversas hortalizas y cultivos, como el tomate, el pimiento y la berenjena, además del maíz, chile, tabaco y caña de azúcar.

Con información de: Aristegui Noticias

Previous Seipasa amplía registro en México de fungicida biológico para cultivo de viña
Next Dos por ciento de los alimentos en la UE superó límites de pesticidas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *