Productores de habanero promueven valor agregado


Llaman a difundir la certificación de origen en Yucatán

Productores de habanero promueven valor agregado
Productores de habanero promueven valor agregado

Yucatán, México. – El productor certificado de chile habanero orgánico, Héctor Sifuentes, dijo que si bien contar con la denominación de origen es un “plus interesante”, pocos conocen sus ventajas, por lo que es necesario crear y difundir nuevas campañas, principalmente fuera de las fronteras mexicanas.

El representante de la firma Ad Naturam —negocio que cultiva chile habanero orgánico certificado en el municipio de Muna y el cual exporta en fresco, pasta y en polvo a mercados de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea— indicó en entrevista con Notimex que deben detallarse los beneficios de que un producto tenga su certificación de origen.

“Comercialmente y como plan para el desarrollo de una región con el certificado de denominación de origen puede parecer interesante, aunque el mercado en general aún no valora este plus de los alimentos”, dijo.

Garantía

El ejecutivo señaló que el certificado de origen es un documento expedido y/o visado por las cámaras de comercio u otros organismos competentes del país exportador, que sirve para acreditar que la mercancía consignada es originaria de la nación mencionada.

Suele exigirse por motivos arancelarios, ya que hay países que tienen tarifas discriminatorias según el lugar de procedencia, apuntó.

Héctor Sifuentes comentó que el plus para el chile habanero que produce lo encontró en el método de cultivo orgánico.

De hecho, señaló, la acreditación de 100 por ciento orgánico permite a la empresa cubrir los estándares para vender sus productos en Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Según recordó, su idea surgió en 2009 y físicamente en abril de 2011, “donde encontramos la tierra para trabajarla y después de modificar rumbos decidimos empezar por el cultivo de chile habanero orgánico”.

“Hoy participamos 23 personas, contamos con dos hectáreas de invernaderos y casa sombras, la idea va más allá de expandirse a 10 hectáreas como primera meta y trabajar cultivos en cielo abierto con sistema de permacultura”, expuso.

La principal diferencia o plus que ofrece su producto, manifestó, es que “no estamos envenenando a nuestra gente, no estamos vendiendo productos con residuos tóxicos, eso por seguridad alimentaria. Por el lado de la nutrición, los productos orgánicos tienen mayor concentración de minerales y vitaminas, entre otros”.

También aseveró que por ahora no buscan inversionistas externos, ya que “tenemos la capacidad de ir generando nuestra liquidez y aplicando también nuestra tecnología propia para poder crecer sin necesidad de capitales externos”.

Por ello, apuntó que más que en la certificación de origen, que en el caso del habanero puede ser interesante y darle valor agregado al producto, ellos encontraron en el cultivo orgánico una forma de lograr el plus para los mercados internacionales.

El productor Héctor Sifuentes dijo que por ahora no buscan inversionistas externos, ya que “tenemos la capacidad de ir generando liquidez y aplicando nuestra tecnología para crecer”.

Por ello, apuntó que más que en la certificación de origen, que en el caso del habanero puede ser interesante y darle valor agregado al producto, la firma Ad Naturam encontró en el cultivo orgánico una forma de lograr el plus para los mercados internacionales.

Con información de Diario de Yucatán

 

 

Previous Azoteas de grandes hoteles abren la puerta a huertos ecológicos
Next Aprueba la SE importación de hortalizas para evitar alza de precios

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *